Kenyukan



















La Kokusai Kenyukan Goju Ryu Karate y Kobudo Kai es una Asociación de Instructores basada en Australia, con cuna en Okinawa y referencias en Japón y China. Tenemos Representantes en 9 países, y contamos con un grupo de alrededor de 2000 studiantes. Esta agrupación no se creó con afanes de lucro ni con sueños de grandeza ni promociones baratas, sino con un espíritu cooperador entre los asociados.

Aunque otras Asociaciones smilares sólo reconocen como Jefes oficiales a gente de Japón y Okinawa, nosotros especificmente afiliamos y acreditamos organizaciones de todo el mundo. La idea nuestra es global, y está abierta a todos aquellos que cumplan con los requisitos de incorporación. Es lo único que se pide en forma directa.

La KKGKK puede evaluar, certificar y promover candidatos en la perspectiva de grados y niveles que se merecen y les ayudamos a procurar una credencial internacional a traves de nuestro panel ejecutivo. Nuestro sistema de evaluacion es igual o mejor que cualquier otro, y nuestros requerimientos son los mismos encontrados en las Organizaciones de alto nivel.

La KKGKK se adhiere a protocolos estrictos de presencia, etiqueta, educación y estandards morales. La KKGKK se reserva el derecho de negar o revocar credenciales ya conferidas en cualquier momento que se cometan actos que violen los preceptos de la Asociación, pero no se niega el derecho de hacerse escuchar o estipular ideas ni conceptos

En la KKGKK no hay Tesorería, porque no se busca el dinero para satisfacer la necesidad de aprender de las personas, y no se cobra por preguntar. Todos aquellos que sólo por dinero ofrecen medallas, Certificados y papeles que no valen lo que se está escrito en ellos, todavía no han descubierto el verdadero significado de lo que son las artes marciales. Una porque nunca mantuvieron relaciones en el Oriente, y la otra porque nunca fueron parte de ninguna agrupación o Federación de renombre.

Nuestra Asociación no ofrece ni vende nada a sus asociados, hasta que los méritos hayan sido ganados de buena fe y con perseverancia. Sólo entonces puede la persona ser digna de aceptar galardones, promociones y grados.
Hoy en día cualquiera compra grados y cintos de color, pero esto no tiene nada que ver ni con las artes marciales ni los valores éticos con que fueron creadas, y los viejos maestros ya no con nosotros, no sienten orgullo ninguno cuando ven la compra y venta de títulos, grados y experiencia, ya que han sido obtenidas a través de Asociaciones que sólo están para hacer dinero y preservar los cuentos de hadas.

La política de nuestra asociacion  es la de la "puerta abierta". La persona observa, hace preguntas y toma directivas. Si la
observación no es clara, si las preguntas no son respondidas a la brevedad y se nota falta de dignidad y respeto, entonces se está golpeando en la puerta equivocada.

Nuestra Asociación es una donde todo individuo se merece respeto, aunque haya sólo obtenido un grado de Shodan, y donde toda persona tiene la oportunidad de demostrar que el estudio de las Artes marciales no es uno donde se frena el desarrollo, la participación y la buena fe de cada uno en forma individual.

En nuestra Asociación todo individuo tiene derecho a una promoción, el legado de las Artes y los beneficios que la participación trae, sin importar el número de alumnos, lo grande que es el dojo o el pais de donde venga. El Arte lo hacen  las personas. sin importar el estilo o la fama del maestro.

Nuestra Asociación es una donde todo maestro encontrará que los participantes no son los Dioses de las Artes, sino meros practicantes de Karate-do que con esmero y muchas veces con tremendos sacrificios han llegado a formar un ideal práctico en el lugar donde viven, y donde todas las personas son tratadas por igual.

Visite